miércoles, 26 de septiembre de 2012

Dos almas que se buscan.


-¡¿Y qué pasa si te amo?! –Grita sin gritar, en silencio.
El humo del cigarro sube envolviendo la habitación. Huele mal pero le gusta. Le recuerda en cierto modo a él.
-¿Qué tal, cielo? –pregunta una voz de fondo.
-Bien, cariño –responde indiferente.
Apaga el cigarro, se enfadará cuando lo vea. Mira por la ventana, la gente anda tranquila y le dan envidia.
-Te quiero –dice acercándose por detrás y dándole un beso en la mejilla. Pero ella ya no está ahí, ha dejado a su alma volar. La divisa desde el balcón y le mira sonriente desde abajo. Irá a buscarlo, y lo encontrará y sus ojos puestos en ella lo verán. No sabe si estará con alguien, o solo, cantando, tocando o paseando. Pero sabe que estará sonriendo porque siempre lo está. Habla sonriendo.
Mira un momento sus fotos en sus memoria; tantas y tantas fotos diferentes en lo que lo único que se asemejan es su sonrisa. En una lo había pillado desprevenido y sonreía de verdad, es la que más le gusta. Al natural parece un niño. Sus ojos vuelven a su alma que se pasea en su busca cerca de su casa.
-¿Qué hay para cenar hoy? –pregunta un marido inmerso en la rutina, sin darse cuenta de que la pierde a ella mientras mira por el balcón.
-Date prisa, lo hecho de menos –pide ella a su alma.
Y su alma lo encuentra, en su habitación. Fumado también un cigarrillo, escuchando una canción reconocida, mirando una foto suya. Sonríe como ella esperaba, pero tristemente.
-Yo también te echo de menos –susurra a su alma para que se lo diga. Un suspiro cubre la habitación de él y la siente cerca, más de lo que cree. Se acerca a su ventana y deja a su alma libre volar en busca de ella.

Sus almas se reencuentran, se miran y se abrazan. Se dicen mil cosas, mil sentimientos que ambos llevan dentro. El cariño y el anhelo se funden con ellas en un beso y ya satisfechas, desaparecen. Ellos sin saber por qué sonríen y cada uno vuelve a su rutina.

jueves, 20 de septiembre de 2012

¿Qué quieres ser de mayor?

"¿Qué quieres ser de mayor?" Nos han preguntado tantas y tantas veces a lo largo de nuestra vida. "Maestra" Decía de enana. Luego pasé por Veterinaria y Enfermera. En segundo de Bachiller quería estudiar idiomas, pero acabé en publicidad y relaciones públicas. Me lo aconsejó mi  hermana porque me gustaba y dedicaba tiempo a hacer vídeos (aunque de pacotilla), a escribir, etc.Y al menos por ahora, no me arrepiento de ello a pesar de que fue algo que nunca  había pensado antes. Este año, en segundo de carrera, me lo han vuelto a preguntar. ¿Qué quiero ser de mayor? Tuve que hacer una redacción sobre ello, sí, como cuando íbamos a parbulito. Enfocada en la publicidad y mis salidas, lógicamente. Pues aquí os dejo lo que escribí, espero que os guste. ¿Qué queréis ser vosotros de mayor?



Sinceramente, no lo sé. No sé en qué quiero trabajar; si en una agencia de publicidad, servicios de comunicación, investigación, etc. Lo que si sé es que quiero algo que me llene, por lo que seguramente me decantaría más por trabajos como creativo publicitario, diseñando campañas, etc. Aunque prefiero no hacer muchas conjeturas porque para entonces es posible que hayan muchas cosas que han cambiado, o no pero por si acaso. No sé como evolucionará todo este mundo pero seguro que estaré preparada para ello porque tengo motivaciones, proyectos, ideas. Alguna vez he pensado que la publicidad evolucionará a lo grande. Podrían proyectar anuncios en el cielo ¡Todo el mundo lo vería! Llegaría a todo su publico sea público objetivo o no. Es como cuando estás en la playa y pasa una avioneta con un cartel publicitario detrás, quizá a nadie le interesa lo que dice ¡pero toda la playa levanta la cabeza para mirarlo!
Otro proyecto en mente que ya estoy llevando a cabo a día de hoy es el de ser escritora. Tengo varias cosas escritas y algunas llevadas a concursos, que aún no han presentado el fallo del jurado. También en este momento, estoy escribiendo una novela juvenil y no solo eso; con ayuda de otras personas también grabé una canción para que sea la música del libro. Además también estoy intentando hacer un video clip sobre el libro para la canción aunque está saliendo un poco patatero porque ni mi cámara es profesional ni los actores, modelos. ¡Pero no importa! Porque lo estoy intentando que es lo que cuenta y todavía puede salir algo bueno.
También he pensado muchas veces hacer otra carrera después de esta, que sería seguramente psicología o criminología. Me apasionan mucho las dos y me da cierta pena que no estuvieran en una sola carrera las dos, porque así no tendría que elegir. Me gusta la psicología porque me encanta conocer a la gente, ayudarles, saber porqué se comportan de una forma o de otra y la criminología me gusta aún más porque es lo mismo pero para unas mentes más retorcidas, como pueden ser asesinos o terroristas. ¿Qué es lo que pasa por la cabeza de una de esas personas para ser capaz de llevar a cabo ciertas acciones? En algunos de los libros que me he leído han dejado muy claro que muchas de estas personas son grandes genios como “Jack el destripador” entre otros.

martes, 11 de septiembre de 2012

Soy la estrella que has olvidado

    Hoy me miro al espejo y una silueta desconocida para mí se dibuja en él. Desde que no me besa mi sonrisa se borró. Desde que no lo veo mis ojos no brillan. Por no abrazarlo mis brazos están moribundos. Desde que no me llama mis oídos no escuchan música. Desde que no me acaricia las mariposas de mi estómago se sienten inútiles.
-¿Sí? -Silencio. Una respiración entrecortada. Una lágrima cayendo-. ¿Quién es?
"Soy la estrella que has olvidado" grito en silencio. 
-¿Hay alguien ahí?
"No, porque me he vuelto fugaz"
Silencio.
Piii, piii, piii. 

    El teléfono cae al suelo compitiendo en carrera con una lágrima. Miro al cielo. Veo una estrella fugaz. Tan fugaz como su amor. De esos que casi ni se ven. Cuánto más lo quieres antes te deja. ¿Nunca os ha pasado? "Que él vuelva" le pido a la estrella, sabiendo que no lo cumplirá. Y lo sé porque ella se va, igual que él. Y ninguno de los dos volverá.


jueves, 6 de septiembre de 2012

Tres metros sobre el cielo

Portada del libro tres metros sobre el cielo de Federico Moccia
A tres metros sobre el   cielo

Autor: Federico Moccia

Editorial: Planeta

Sinopsis

Un libro de culto entre los jóvenes italianos, y que recrea, en los años noventa, un amor a lo Romeo y Julieta. Babi es una estudiante modelo y la hija perfecta. Step, en cambio, es violento y descarado. Provienen de dos mundos completamente distintos. A pesar de todo, entre los dos nacerá un amor más allá de todas las convenciones.



Opinión personal

Para situarnos, aunque la mayoría lo sabrá, la historia trata sobre un amor supuestamente imposible entre Babi, una buena chica, buena estudiante e hija perfecta y Step (Hugo) un adolescente violento y descarado. Antes de nada, decir que me leí el libro después de ver la película, por lo que mi comentario va a estar un poco condicionado. La película me gustó y quise ver su origen, arriesgándome a que después de leerlo, lo considerara mejor y la película ya no me gustara tanto. Pero no fue así.

Para empezar, cambian la mayoría de los nombres pero para no liaros a vosotros ni liarme yo sola, los llamaré por los nombres de la película.

Hugo es mucho más violento en el libro, supongo que porque en la película para acortarlo, se saltan muchas de sus salvajadas. Aparte de que pillara a su madre con otro hombre, también lo vuelve violento el hecho de que de pequeño le pegaban otros chicos y posteriormente decide que eso no volverá a pasar. Se apunta al gimnasio, donde conoce a la pandilla, y empieza a cambiar. Tras todo eso, les da una paliza brutal a los que antes lo habían hecho con él y hasta emborracha al padre de Babi cuando quedan para hablar. También es más pícaro y mujeriego (Step es Hugo y Paolo es Álex -hermano de Hugo-):


"-Ningún problema; pero tendrás que darme trescientos euros.


-¿Trescientos euros? ¿Pero qué dices? ¿Estás loco? ¿Qué te crees, que a mí el dinero me llueve del cielo?

-De acuerdo, entonces dame doscientos.

-Ni hablar, no te doy nada de nada.

-¿Ah, no? –Step se inclina hacia el escritorio. Paolo, asustado, se echa instintivamente hacia atrás. Step le sonríe-. Vamos, hermano, calma; yo nunca te haría nada, lo sabes. –Después pulsa el botón del interfono que lo comunica con la secretaria-. Señorita, ¿puede venir un momento?"

La secretaria no advierte la diferencia con la voz de su jefe.



-Ahora mismo voy. 


Step se sienta cómodamente en la butaca y después sonríe a Paolo.


-Querido hermanito, si no me das en seguida los doscientos euros, le arrancaré las bragas a tu secretaria en cuanto entre.


[…] 


-Dígame


Él le sonríe.


-Quisiera saber cuánto valen las bragas que lleva.


chica y chico de la película tres metros sobre el cielo


El papel de Babi si es bastante más similar. Simplemente algunas diferencias como que, por ejemplo, en el libro tiene moto, una Vespa. Y también se adentra más en relaciones anteriores, pero no muchas más cosas.

Los personas de Pollo y Katina también son muy parecidos. Aunque en la película me parecieron más simpáticos y graciosos, aunque puede que sea por el hecho de que ya los imagino con los gestos y características de la película.

El libro va avanzando de manera similar a la película hasta que llega un momento a partir del cual cambia totalmente la línea de la película: cuando lo hacen por primera vez. A partir de hay, la película sigue adelante en presente; todo sigue pasando normal. Y para mi decepción en el libro no es así. En el libro a partir de entonces, se corta. Y empieza mucho después. Demasiado para mi gusto. Babi está casi en la universidad y Hugo ha cambiado bastante. 

Toda la historia restante lo narran desde el recuerdo. Personalmente no me gustó, porque por ejemplo la muerte de pollo, en la película se vive más en primera persona que si te la cuentan como recuerdo. Lo narran sin tanto dolor, es un recuerdo que ya pasó y da igual, sin muchos detalles, sin nada. Eso realmente, me decepcionó. Y al igual que eso, todo lo que pasa, el juicio, su cumpleaños, todo es un recuerdo pasajero. Hubiera preferido la metodología de la película, un tiempo lineal que nos hiciera sufrir con la muerte de pollo y emocionarnos. 

¿Y vosotros lo habéis leído?